Para el Hospital Shriners para Niños México la salud y seguridad de nuestros pacientes, sus familias, voluntarios y el personal, son la máxima prioridad.

Con el avance de la situación actual de COVID-19, continuamos monitoreando muy de cerca las actualizaciones emitidas por la Secretaría de Salud dando seguimiento puntual a todas las recomendaciones.

Si su hijo tiene programada una cita, le pedimos de favor comunicarse al número de teléfono abajo.

Skip to navigation

What we're up to

news News Monday, March 30, 2020 Monday, March 30, 2020 11:53 AM - Monday, March 30, 2020 11:53 AM

Dr. Román Capdevila

Creando sueños, creando esperanza

Dr. Román Capdevila

Su trayectoria
Román Capdevila estudió medicina en la Universidad Anáhuac realizando su residencia en el Hospital Shirners para Niños. Su último año de especialidad lo realizó en Pamplona, España, para finalmente regresar al hospital donde se especializó en la clínica de prótesis con los amputados y en clínica de mano. Desde que concluyó su residencia continuó trabajando en el hospital. 


¿Cómo es la semana en el Hospital Shriners para Niños?
“Los lunes es mi día quirúrgico pues toda la mañana estoy en cirugía; los martes es el día de la clínica de prótesis, veo todos los pacientes amputados, vemos la prótesis, hacemos reparaciones, entre otros tratamientos. Aquí a muchos pacientes los enviamos a sesión clínica, pues hay que hacer una planeación con los médicos del staff.  Los días miércoles hacemos la sesión clínica, visita general, sesión clínica, casos clínicos, consulta general de primera vez. Los jueves es la clínica de mano, aquí vemos todos los pacientes con problemas de mano, tanto congénitos como PCI y cualquier otra patología. Los días viernes me encargo de los ingresos para las cirugías del lunes de los cuatro quirófanos”.
El doctor señala que aproximadamente se operan entre 250 y 300 casos por año, que son entre 4 y 5 casos cada semana. “En la clínica de prótesis tenemos entre 50 citados y en la clínica de mano tenemos entre 80 y 90 citados cada semana. Vemos la clínica con mayores médicos del staff tanto R5 como con los rotantes”.


¿Qué es lo mejor de trabajar en el Hospital Shriners para Niños?
“Definitivamente nuestros pacientes. Aunque uno crea que no entienden, lo entienden todo, a todo responden, son positivos y van viendo como van mejorando. El agradecimiento que nos dan los niños y los papás es la mejor parte de estar aquí “.


¿Algún caso en particular que recuerde y quiera compartir?
“Hay muchos casos, todos los pacientes son muy especiales. Quizá particularmente un caso es Diego, un paciente que conocí el día que nació, lo recibí y expliqué a los padres la deformidad que él tenía en el pie, fue así como lo referí para acá. Aquí me tocó estar con él pues me toca estar en la clínica de prótesis. Lo hemos seguidos desde el día en nació. Ha sido una experiencia muy padre pues uno ve el acongojo de la familia que al principio veía el problema y no sabían ni para donde voltear o ver. Recuerdo que les di unos artículos médicos para que conocieran más del problema. Cuando llegaron vieron que había más niños con esta patología y es así como le empiezan a echar muchas ganas. Diego actualmente es campeón de BMX, es un chavo que le echa muchas ganas, salta en rampas, tiene medallas, etc. Él me ha marcado y me han demostrado como todo se puede lograr en la vida sin importar las circunstancias”.


¿Algún comentario final que desee compartirnos?
“Sigamos todos con la chamba que estamos haciendo, es un trabajo de equipo y de muchísima gente, somos todos. Los súper buenos resultados que estamos teniendo es gracias al trabajo en equipo. Al final son los niños quienes resultan beneficiados de este gran trabajo en equipo que realizamos día con día”.