Skip to navigation

What we're up to

news News Friday, July 12, 2019 Friday, July 12, 2019 3:57 PM - Friday, July 12, 2019 3:57 PM

Pusieron toda su esperanza en el Hospital Shriners para Niños

Iker y su familia viajaron a la ciudad de México con la esperanza de volver a caminar

Pusieron toda su esperanza en el Hospital Shriners para Niños

Iker tenía tres años de edad el día que se levantó de su cama y comenzó a caminar encorvado. Al tercer día, el pequeño ya no pudo levantarse a causa del fuerte dolor de espalda. Visitaron varios hospitales de su natal Chihuahua, México, donde lo diagnosticaron con tuberculosis y con una bacteria en la tercera y cuarta vértebra torácica de la columna vertebral. A consecuencia de la bacteria, les dijeron que lo tenían que operar para colocar una prótesis. Sin embargo, el tiempo pasó y sus padres no recibieron la llamada para dicha cirugía.

Iker asistía a la escuela. Habían pasado casi dos años desde su diagnóstico y de buscar ayuda especializada para su padecimiento, el cual le había dejado consecuencias al grado de no poder caminar de manera adecuada. Iker comenzaba a tropezarse sufriendo incluso algunas caídas y llegando al punto de perder la movilidad de la cintura hacia abajo. En una de sus visitas con el especialista, la doctora les recomendó asistir al Hospital Shriners para Niños México. Poniendo toda su esperanza en el Hospital Shriners, decidieron realizar el viaje hasta la Cuidad de México para asistir a su cita. Hace año y medio que Iker fue aceptado como paciente, lo internaron y a las dos semanas fue operado.

“Iker llegó con una lesión medular parcial lo que limitaba su marcha, por lo que realizamos un procedimiento para retirar la vértebra dañada y colocar una barra y tornillos; una cirugía un tanto compleja pero que resultó un éxito”, comenta el Dr. Canales, médico especialista en columna.

Hoy Iker tiene siete años de edad, su marcha ha mejorado significativamente, tanto que ya hasta puede dar algunos saltos. Gracias al avance de la tecnología Iker y su familia llevan revisiones vía telesalud (telemedicina) desde Ciudad Juárez, lo que les ha evitado gastos y desplazamiento hasta la Ciudad De México.

“Estamos muy agradecidos con el hospital y con los médicos por su excelente trabajo porque vemos el avance en Iker, muchas gracias”, expresa el padre de Iker.